Quién tiene un jardín o un patio trasero, tiene un tesoro. Un tesoro que irá ganando valor a medida que nos acerquemos al calor sofocante del verano. Y aunque creas que es pequeño, que no hay suficiente espacio para poner una alberca… permítenos…